Categoría: Habilidades Interpersonales

El mundo entero se sostiene gracias a las palabras

AMOR

El mundo entero se sostiene gracias a las palabras. Escuché esta frase en una película canadiense de lo más curiosa titulada Max (M. Meyjes, 2002).

Las palabras son el arma más poderosa que conozco, pocas veces he visto hacer tanto con tan poco. El mundo se nutre de las palabras. La realidad se construye con palabras. ¿Con qué palabras construyes tu mundo? ¿Son negativas, positivas, hiperbolizadas, con demasiados tacos, con demasiados diminutivos, demasiadas excusas, justificaciones, agradecimientos, halagos…?

Imagino que si ahora apareciera un político en el panorama nacional que supiera dominar el arte de la palabra ganaría las elecciones por mayoría absoluta. Ignoro por qué no se estudia en las escuelas la retórica y la oratoria griegas, a veces me da por pensar en la teoría de la conspiración y que, en el fondo, debe haber alguien muy poderoso a quien no le interesa que sepamos…

Con un buen discurso se encienden pasiones (no hay nada más sexy que una persona que sabe hablar, rezaba unos de los twitter de ayer con referencia a la entrevista al juez Bermúdez), se declaran guerras, se crean ideales, se destruyen esperanzas… Saber decir la palabra adecuada en el momento preciso es la clave del éxito.

En este supuesto se sustenta la Programación Neurolingüística (PNL), un modelo de comunicación interpersonal que utilizo diariamente en mi labor como coach para extraer lo mejor de cada uno. Si eres lo que dices debes vigilar lo que comunicas. Algo de ello podemos observar en la serie norteamericana Lie to me en la que un psicólogo es capaz de detectar si alguien está mintiendo observando su lenguaje no verbal. Echadle un vistazo, está basada en ejemplos reales y podréis comprobarlo por vosotros mismos.

Os propongo un ejercicio: ¿qué palabras utiliza con frecuencia un adolescente de cualquier gueto? ¿qué palabras utiliza con frecuencia un catedrático de la lengua? ¿qué palabras utiliza con mayor frecuencia un líder social? ¿y un ratero? Fíjate, apúntalas, úsalas… porque en esta ocasión te aseguro que él hábito sí que hace al monje

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestTumblrStumbleUponEmailPrintCompartir

Eso que todos buscamos

Malos tiempos… que no nos digan que las crisis son necesarias, catárticas y que, a la larga, son positivas. No hay consuelo. Malos tiempos. La gente se desgasta, se le acaban las ideas y la necesidad sustituye cualquier plan de de acción bien construido.

Ayer una cliente y amiga me preguntó: ¿y en estos tiempos… se puede ser feliz?

http://deliahernandezintrospecciones.blogspot.com.es/2011/01/cuanto-vale-una-sonrisa.htmlY es aquí que me pongo muy seria porque el tema lo requiere. En estos tiempos y en todos, no sólo se puede, sino que se debe ser feliz desde el momento en que la felicidad se bienentiende como una responsabilidad y no como algo ajeno a uno. El ejemplo está en las sonrisas de todos aquellos que han sido devastados por el hambre y la pobreza año tras año, siglo tras siglo. En estos tiempos y en todos, todos tenemos problemas, hasta la persona más rica, guapa, joven e inteligente del mundo. Pero es que de esto va la vida, de tener problemas. Si no los tienes es que estás muerto.

Hay algunos que no quieren oír hablar de la felicidad, les parece algo pueril, prefieren otros términos como bienestar, libertad, tranquilidad… Independientemente de la palabra, eso es algo que todos compartimos junto con el nacimiento, junto con la muerte; entre medias, todos queremos sentirnos bien, completos, equilibrados. Pero eso es inmensamente difícil de encontrar, probablemente porque está guardado, bajo siete llaves, en lo más profundo de nuestro ser.

Hay personas que piensan que conseguirán eso cuando acaben sus estudios, cuando encuentren un trabajo, cuando tengan pareja, cuando tengan un hijo, cuando tengan otro hijo, con una casa más grande, cuando tengan más dinero… Y cuando lo tienen todo y se dan cuenta de que siguen sin encontrar eso, la frustración es aún mayor. Eso no está ahí fuera. Nadie puede darte la felicidad, sólo tú puedes hacerlo. Sólo tú puedes hacer que tu vida sea fabulosa, te puedo garantizar que sea cual sea siempre será fabulosa para alguien, tú también puedes verlo.

http://fotosmundo.net/vietnam-fotos-nuevo-pais/Éste es un buen momento para hacer una lista de todo lo que te hace feliz, de todo lo que has logrado por ti mismo, de la gente que te quiere y a la que quieres, de tus éxitos, de tus aprendizajes… Busca el espacio, busca el tiempo. Quizás en tu casa/ciudad/país no sea fácil, quizás tengas que marcharte… no lo sé. No busques modelos que no sean el tuyo. Frecuenta a personas en tu misma situación, mantente activo. Si alguien te propone algo extraordinario, di que SI y diviértete. Diviértete siempre, sin molestar a nadie, sonríe hasta que la sonrisa sea tan parte de ti que no puedas dejar de sonreír. Si tienes tiempo compártelo con los que lo necesitan. Hay muchas organizaciones que necesitan gente magnífica como tú.

Y por cierto… esto me lleva a que hace unos días mi amiga Mar Llera, a pesar de sus precariedades, me contaba su preciosa participación como madre de acogida en el proyecto sana-sana de la ONG Infancia Solidaria. El programa SANA-SANA consiste en traer a España a niños gravemente enfermos, procedentes de países en vías de desarrollo, para que sean operados en nuestro país, ya que sus regiones de origen carecen de recursos sanitarios para ello. Mar está llevando a cabo una campaña con el fin de obtener fondos para financiar el viaje a España de Iducilina, una bebé de sólo 3 meses de edad aquejada de hidrocefalia, que deberá ser próximamente operada en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. El importe del viaje asciende a 1.500 euros. Nuestra meta es conseguir que 300 personas donen 5 euros cada una, para que Iducilina pueda ir a operarse a Sevilla. ¿No os parece una iniciativa fantástica de esas que da felicidad a todos los que participan? 😉

PD1: La cuenta se encuentra en TRIODOS BANK (Banca Ética online) a nombre de MARÍA DEL MAR LLERA LLORENTE-CAMPAÑA INFANCIA SOLIDARIA. El número de cuenta para realizar los ingresos es el siguiente: 1491 0001 24 2038269425

PD2: Este post se lo dedico a ESO (Ernesto Solís Salamanca) por ser mi eso 😉