Categoría: Personas que importan

Tienes toda la razón

Todavía sigo algo conmocionada por el congreso del pasado viernes. Una vez un oyente me dijo que mis actuaciones tienen un efecto de unos 10 días (mucho me parece pero lo acepto si estamos de acuerdo en que a partir del día 11 el efecto pierde intensidad pero no desaparece; ya sabéis que yo presumo mucho de ser indeleble), así es que todavía me siento muy inspirada por todo lo que allí sucedió.

Algo que se me ha quedado grabado es, sin lugar a dudas, la intervención de mi compañero Ricardo Gómez -estoy leyendo su libro Trabajo y felicidad y estoy disfrutando mucho; por cierto, si estáis en Gran Canaria tengo algunos ejemplares, sólo tenéis que pedirlos)-. De una manera sencilla, amable y muy cercana supo explicarnos el por qué no somos felices.

Recuerdo un cliente que me decía: Hay gente a la que le dices: si aprietas el botón verde serás feliz y si aprietas el rojo serás desgraciado, antes de terminar la frase ya han apretado el rojo ¡hay gente que se siente atraída por el drama y el sufrimiento! Hasta hoy nunca he podido rebatirle este argumento (a ver si a vosotros se os ocurre algo) pero Ricardo (éste es el quinto Ricardo en mi vida, un día os cuento esto porque como no creo en las casualidades sino en las causalidades… me da mucho que pensar) vino a poner luz en todo este asunto: No somos felices porque la felicidad no es nuestra prioridad: nuestra prioridad es tener razón.

¡Madre mía! ¿Será posible? ¿De verdad que somos tan… tan… mediocres? Pues sí, mire usted, muy mucho, y me he dicho: Venga, piensa: a ver cuando fue la última vez que te molestaste porque alguien quiso tener más razón que tú… (tic tac tic tac) ¿esta mañana?

El Dr. Sheldon Cooper de la serie Big Bang Theory se pone enfermo si no le dan la razón, es una pequeña muestra de la dificultad que tiene para relacionarse con los demás
El Dr. Sheldon Cooper de la serie Big Bang Theory se pone enfermo si no le dan la razón, es una pequeña muestra de la dificultad que tiene para relacionarse con los demás

La primera conclusión que extraigo de este aprendizaje es que tener la razón no nos hace felices, ergo: si alguien se pone a hablar contigo y tú le das la razón, no sólo le haces más feliz a él/ella, ¡te haces más feliz a ti mismo!

No está nada mal… ya tenemos un protocolo de activación de la felicidad pero como sé que algunos estáis pensando: si, claro, ahora le voy a dar la razón, como a los tontos… os diré que no hay que tratar de tonto a nadie simplemente hay que saber que cada uno tiene su propia realidad y en esa realidad tiene toda su razón.

Por otra parte, para los que queréis ir más allá, os dejo estas preguntas: ¿por qué es tan importante para ti tener la razón? ¿realmente es LA razón o TU razón? ¿Qué sucedería si no la tuvieras? ¿Qué pasaría si estuvieras equivocado?

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestTumblrStumbleUponEmailPrintCompartir

A quien Dios se la dé, Sampedro se la bendiga

Dicen que andamos más faltos de modelos que nunca hasta ahora…

@jordievole entrevistó a principios de 2012 al humanista, economista y escritor José Luis Sampedro.

Su fallecimiento provocó que esta emocionante y emotiva entrevista se emitiera de forma completa, como homenaje, en el programa @salvadostv del pasado 14 de abril. Éste es el único programa que veo twitter en mano porque si me parece interesante y de premiar la labor informativa que están haciendo aún lo es más la que hacen los que lo ven con sus comentarios y aportaciones.

Ese día, Jordi dijo en su twitter que había que tomar apuntes y a mí me pareció una gran idea.

Admiro a Sampedro porque todo lo que he leído escrito por él me ha parecido de una lucidez y una claridad apabullantes, por no hablar de su prosa que descubrí tardíamente, en la universidad, cuando una de las lecturas recomendadas fue La sonrisa etrusca, la misma que más tarde y con razón el periódico El Mundo incluiría en su lista de las 100 mejores novelas en español del s. XX.

Admiro a Évole por ser valiente, descarado y follonero y lanzarse a preguntar lo que pocos (por fortuna algunos como Gonzo le siguen a la zaga), por hacer una labor social informativa imprescindible con el panorama actual, por hacerlo de manera sencilla, amable, de tú a tú y con camisas a cuadros.

Así es que tomé apuntes, y estos han servido para trabajar con  mis clientes en esta última semana y loqueterondarémorena. Os los comparto porque espero que os sean tan útiles como me han sido a mí. Ahí van algunas de las perlitas de su sabiduría:

  • La receta más importante para cada ser humano es que cada persona “se haga quien es”
  • La libertad de expresión no tiene sentido sin la libertad de pensamiento
  • Debemos resistirnos a que la carrera por el dinero domine nuestras vidas
  • Cuando no te queda nada, tienes que mirar dentro de ti: si estás tú y tienes libertad todo es posible
  • Una persona cultivada, con pensamiento propio, desprecia el dinero
  • Culpa es una palabra inventada por la iglesia, yo prefiero RESPONSABILIDAD

Y para terminar, la que me emocionó profundamente…

Se habla mucho del derecho a la vida pero poco del deber de vivirla