nuevofinalNo, me niego a volver a empezar, a esperar algo diferente haciendo lo mismo, me niego a que este año sea igual, ni siquiera parecido a cualquier otro. El que se va que se vaya con viento fresco…  este año que comienza no va a seguirle, va a superarle contra todo pronóstico: este año nada de objetivos mediocres en plan tengo que ponerme en forma, tengo que leer más, comer menos… Nada de rollos que a buen seguro no conseguiré. Si algo he aprendido este año es que las cosas no mejorarán si yo no mejoro, y tengo que mejorar, tengo que ser el cambio que quiero ver en el mundo como dijo Gandhi y como me espetó mi amiga Marita en un mensaje que me dejó en el contestador en Nochebuena. Así es que -con entusiasmo y con firmeza- voy a publicar mis propósitos de este año para que seáis testigos y me avergoncéis si veis que no los cumplo, es un favor que os pido:

  • Este año prometo dejar de estar endemoniada: estar todo el día llorando por los rincones porque los que tienen el poder son unos desalmados o porque dios da pan a quien no tiene dientes y a quien sí los tiene les deja morir de hambre. Todo esto es una estupidez, tengo que dejar la infantilada de echarle la culpa al hombre del espacio y empezar a creer que ese no es el enfoque y que la injusticia va a existir siempre que exista el ser humano, me ponga como me ponga. Debo empezar a aceptarlo y hacer cuanto pueda yo, sin mirar al resto.
  • En la misma línea prometo dejar de decir tacos y dejar de maldecir. Este año ya he maldecido para unos veinte años más. Si necesito expulsar mis demonios me pondré a escribir. Eso es lo que debo hacer.
  • Me comprometo a hacer de la rutina una auténtica fiesta: a no poner la mesa porque sí sino a ponerla para celebrar un banquete, a no limpiar porque está sucio sino a limpiar para que todo brille más. A ser una orgullosa ama de mi casa.
  • Me comprometo a no dar mi opinión si no me la piden.
  • Me comprometo a disfrutar más de la posibilidad que tengo de vivir en una isla afortunada y no chafarlo pensando en cuando ya no pueda estar aquí.
  • Prometo ser más considerada con el mundo. Decirme cada día que todos lo hacemos lo mejor que sabemos/podemos y que cuando alguien me hace daño no lo hace para hundirme en la miseria sino que, probablemente, no sabe hacerlo de otra manera y no es por algo que yo haya hecho o haya dicho.
  • Me comprometo a cuidar todo aquello que me hace sentir viva: el cine, la literatura, el arte, la mar…

uf… ya lo he soltado… qué emoción…

… y algo más: adiós y nunca más a este puñetero año pidiendo disculpas a todos aquellos a los que he podido herir o no he ayudado como esperaban o he decepcionado, dando las gracias a todas las personas, nuevas y de siempre, que han sido generosas y amables conmigo y mi familia y esperando mucha salud y mucho mucho amor… que de lo demás ya me encargaré yo.

Feliz 2014. Feliz vida.

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestTumblrStumbleUponEmailPrintCompartir

7 Comments on No quiero volver a empezar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *