No estoy hecha de átomos, sino de historias

Escribo desde antes de tener memoria para escribir. Escribo como amo, intensamente, sin más objeto que yo misma… no sé hacerlo de otra manera. Mi realidad es la que escribo, no conozco otra más sincera ni más real.

Escribir es exponerse, para bien y no tan bien; lo voy entendiendo con cada letra que tecleo.

Hace varios años, con el nacimiento del blogging, me animé a escribir de forma diferente: dejando que otros me leyesen. A falta de valentía, decidí usar un seudónimo Malona Menoles, un nombre algo absurdo que había deformado del de la frutera de mi barrio que hacía llamarse “Manola Melones” -eso sí que es exponerse-.

Escribía sobre lo que me pasaba, lo que veía, y un día se me antojó escribir algo más grande, con un principio y un final. Por aquel entonces recibía más de mil entradas diarias en mi blog y empezaba a sentir la reconfortante sensación de que había personas a las que les interesaba lo que contaba y cómo lo contaba. El caso es que comencé a describir los personajes que quería que participaran en mi primer libro y, cuando me di cuenta, tenía un precioso catálogo de decenas de personajes… un precioso catálogo de historias.

Así comenzó Vidas que caben en la palma de mi mano. Cuando comenzaba mi segundo centenar, una editorial pequeñita se puso en contacto conmigo por si quería publicar. Nos pusimos manos a la obra, cerré mi blog, hice las correcciones oportunas de la mano de mi admirada escritora y amiga Mar Testón y, en menos de 6 meses, la editorial había quebrado. Para entonces, ya era tarde, a mí se me había abierto el apetito del papel y la impresión. Me puse entonces en contacto con una empresa que, previo pago, facilitaba que tu obra la leyesen editoriales independientes y me animé a hacerlo. Y vino la crisis… y quebró antes de que pudiera ser leída. Dos años después los mismos me escribieron: habían decidido crear Entreescritores, una sociedad dedicada a publicar on-line relatos y de la que participan aquellas editoriales independientes facilitando que te conozcan y se interesen por ti. El método es sencillo: tienes que lograr lectores y que estos te voten y comenten tu publicación.

Bueno… y ahí andamos. Tengo la sensación de haber abandonado mis propias palabras al libre albedrío… El proyecto está en fase beta por lo que algunos lectores se quejan de la edición para e-book o de la forma de puntuar… Estoy en quinta posición desde hace dos semanas y veo harto complicado que lo publiquen en papel (hay que estar el primero en el ranking) pero, independientemente de todo esto y de que no podáis leerlo con las fotografías que tanto os gustaban por falta de ©… me animo a insistir, a compartir con vosotros este trozo de mí…

VIDAS QUE CABEN EN LA PALMA DE MI MANO es la historia de 92 personas que cambiaron mi vida y la de 29 encuentros que cambiarían las suyas para siempre…

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestTumblrStumbleUponEmailPrintCompartir

Mrs. Wolf

¿Os acordáis de Mr. Wolf? ¿Ese magnífico personaje tallado por Tarantino en Pulp Fiction e interpretado por mi admirado H. Keitel? Bueno, pues el Señor Lobo, independientemente del área de incidencia en el que desarrollaba su labor 😉  era un solucionador; perfil muy demandado en Estados Unidos por las grandes corporaciones e incluso por personas particulares. Por ende, y vista nuestra trayectoria profesional de los últimos 50 años, será un perfil muy demandado en nuestro país en cosa de 8 ó 10.
Para ser solucionador no basta con ser una persona resolutiva, hay que ser elegante, discreto, frío, paciente, tener conocimientos en el ámbito de las Ciencias y las Letras, saber dirigir una orquesta y una larga experiencia profesional (abstenerse los nacidos posteriormente a 1973 🙂 Ah! y un detalle más: hay estar dispuesto a todo, de noche o de día.

Es harto sabido que en nuestro país no se nos educa -aún, pero yo sigo con mis esperanzas- para ser emprendedores ni se nos educa en el riesgo, por lo que hay que añadir VIAJAR con alguna estancia más permanente que otra y más allá de Europa, a ser posible -la globalización ha arrasado con todo y no hay quien distinga una calle de España de una de Italia, Suiza o de la República Checa-.

Con este cóctel podemos fabricar un solucionador que, para más inri, sólo cobrará en caso de solucionar el problema. ¿Se imaginan? ¡Que levante la mano quien se atreva! … (silencio)…  El sueldo va desde los 70.000€ hasta los 700.000€, dependiendo del ámbito de trabajo 🙂 y del problema en cuestión… ¿Qué tal ahora?

Empecé mi carrera profesional como capacitadora (por aquello de contagiar mis capacidades que se resumían básicamente en arriesgarlo todo y poner toda la pasión de la que soy capaz en ello), después como asesora (aportando a mis clientes plan A, plan B y plan C) y, por el momento, como coach (creer que es el cliente quien tiene la solución y las herramientas para ejecutarla y acompañarle para que lo vea)… Si bien es cierto que, al final, en el 99% de los casos las peticiones suelen ser las mismas: SOLUCIONES, inmediatas y eficaces. Creo firmemente que esto no va a cambiar, por si estáis pensando en un futuro profesional, independientemente del ámbito… 🙂 Pensadlo: no hay mayor-mejor nicho de mercado que aquel en el que nadie quiere estar.

Así es que, a partir de ahora, cuándo contratéis mis servicios, llamadme Mrs. Wolf…

Eso que todos buscamos

Malos tiempos… que no nos digan que las crisis son necesarias, catárticas y que, a la larga, son positivas. No hay consuelo. Malos tiempos. La gente se desgasta, se le acaban las ideas y la necesidad sustituye cualquier plan de de acción bien construido.

Ayer una cliente y amiga me preguntó: ¿y en estos tiempos… se puede ser feliz?

http://deliahernandezintrospecciones.blogspot.com.es/2011/01/cuanto-vale-una-sonrisa.htmlY es aquí que me pongo muy seria porque el tema lo requiere. En estos tiempos y en todos, no sólo se puede, sino que se debe ser feliz desde el momento en que la felicidad se bienentiende como una responsabilidad y no como algo ajeno a uno. El ejemplo está en las sonrisas de todos aquellos que han sido devastados por el hambre y la pobreza año tras año, siglo tras siglo. En estos tiempos y en todos, todos tenemos problemas, hasta la persona más rica, guapa, joven e inteligente del mundo. Pero es que de esto va la vida, de tener problemas. Si no los tienes es que estás muerto.

Hay algunos que no quieren oír hablar de la felicidad, les parece algo pueril, prefieren otros términos como bienestar, libertad, tranquilidad… Independientemente de la palabra, eso es algo que todos compartimos junto con el nacimiento, junto con la muerte; entre medias, todos queremos sentirnos bien, completos, equilibrados. Pero eso es inmensamente difícil de encontrar, probablemente porque está guardado, bajo siete llaves, en lo más profundo de nuestro ser.

Hay personas que piensan que conseguirán eso cuando acaben sus estudios, cuando encuentren un trabajo, cuando tengan pareja, cuando tengan un hijo, cuando tengan otro hijo, con una casa más grande, cuando tengan más dinero… Y cuando lo tienen todo y se dan cuenta de que siguen sin encontrar eso, la frustración es aún mayor. Eso no está ahí fuera. Nadie puede darte la felicidad, sólo tú puedes hacerlo. Sólo tú puedes hacer que tu vida sea fabulosa, te puedo garantizar que sea cual sea siempre será fabulosa para alguien, tú también puedes verlo.

http://fotosmundo.net/vietnam-fotos-nuevo-pais/Éste es un buen momento para hacer una lista de todo lo que te hace feliz, de todo lo que has logrado por ti mismo, de la gente que te quiere y a la que quieres, de tus éxitos, de tus aprendizajes… Busca el espacio, busca el tiempo. Quizás en tu casa/ciudad/país no sea fácil, quizás tengas que marcharte… no lo sé. No busques modelos que no sean el tuyo. Frecuenta a personas en tu misma situación, mantente activo. Si alguien te propone algo extraordinario, di que SI y diviértete. Diviértete siempre, sin molestar a nadie, sonríe hasta que la sonrisa sea tan parte de ti que no puedas dejar de sonreír. Si tienes tiempo compártelo con los que lo necesitan. Hay muchas organizaciones que necesitan gente magnífica como tú.

Y por cierto… esto me lleva a que hace unos días mi amiga Mar Llera, a pesar de sus precariedades, me contaba su preciosa participación como madre de acogida en el proyecto sana-sana de la ONG Infancia Solidaria. El programa SANA-SANA consiste en traer a España a niños gravemente enfermos, procedentes de países en vías de desarrollo, para que sean operados en nuestro país, ya que sus regiones de origen carecen de recursos sanitarios para ello. Mar está llevando a cabo una campaña con el fin de obtener fondos para financiar el viaje a España de Iducilina, una bebé de sólo 3 meses de edad aquejada de hidrocefalia, que deberá ser próximamente operada en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. El importe del viaje asciende a 1.500 euros. Nuestra meta es conseguir que 300 personas donen 5 euros cada una, para que Iducilina pueda ir a operarse a Sevilla. ¿No os parece una iniciativa fantástica de esas que da felicidad a todos los que participan? 😉

PD1: La cuenta se encuentra en TRIODOS BANK (Banca Ética online) a nombre de MARÍA DEL MAR LLERA LLORENTE-CAMPAÑA INFANCIA SOLIDARIA. El número de cuenta para realizar los ingresos es el siguiente: 1491 0001 24 2038269425

PD2: Este post se lo dedico a ESO (Ernesto Solís Salamanca) por ser mi eso 😉